sábado, 7 de mayo de 2011

De la mano de los Niños de Hoy

Photobucket


“Edgar Cayce (el profeta dormido), Nostradamus, La Sagrada Biblia, la Madre María, Yogananda y muchos otros del mundo civilizado predijeron que este tiempo que estamos viviendo es el tiempo para el gran cambio.

Algunos vieron este tiempo como de gran pena y destrucción, con enormes cambios en la Tierra y el mundo alterado hasta ser irreconocible. Otros vieron un tiempo de rápido crecimiento espiritual, un tiempo de ascensión a un nuevo mundo. Otros vieron nuevas cosas.

Los pueblos indígenas del mundo, los maoríes de Nueva Zelanda, los zulúes de África, los kahunas de Hawai, los esquimales de Alaska, los mayas de México y Guatemala, los Kogis de Colombia, los nativos americanos de Norteamérica, los shintos del Japón y muchos otros, predicen y sienten que el gran cambio está a punto de suceder y en algunos casos que ya está sucediendo.

¿Por qué tanta gente grandiosa y durante un período tan largo ha señalado este particular momento de la historia? Entonces yo digo de nuevo ¿por qué no podría suceder ahora el gran cambio?. Y ¿está pasando ahora?

En l899 existían 30 millones de especies sobre este planeta. Le costó millones de años a la Madre Tierra alcanzar esta rebozante variedad de formas de vida, desde las amebas unicelulares hasta los humanos y delfines.

A la humanidad, con su mal uso de la energía y acciones inconscientes, le tomó sólo cien años reducir el número de formas vidas a menos de la mitad. Cerca de quince millones de especies han desaparecido para siempre. ¿Cómo podemos haber elevado tanto el nivel de consciencia e inclinarnos tan bajo a la vez?

Si pudiéramos controlar nuestra codicia, si pudiéramos vivir desde nuestros corazones, podría ser que lo lográramos. Tengo claro que la Madre Tierra ha encontrado una forma de salvarnos, a los descuidos humanos.

Asumiendo que esto es verdad, ¿saben de dónde viene esta nueva esperanza? No viene de nuestros grandes científicos ni de nuestras grandes mentes, VIENE DE NUESTROS NIÑOS INOCENTES. ELLOS NOS ESTÁN GUIANDO JUSTAMENTE COMO LA SAGRADA BLIBLIA DIJO QUE PASARÍA.”

Drúnvalo Melchizedek

El doctor Edgar Mitchell dijo en el año l999 que la NASA estaba en medio de un gran renacimiento en la historia de la ciencia, sobrepasando inclusive la comprensión de la física cuántica y de la relatividad. Ambas teorías nunca se habían acoplado y exitían muchas anomalías. Einstein había estado buscando la teoría unificada que conjugara todas las fuerzas en una sola fórmula matemática. Desde el tiempo de Einstein la ciencia había estado buscando ese santo grial teórico.

La NASA ha encontrado la teoría del campo unificado. Sienten que ha nacido un gran conocimiento. En pocas palabras, han descubierto que la realidad es holográfica, justamente como un holograma donde puedes tomar un pedacito de cualquier parte de la imagen y conseguir la imagen completa, o en otras palabras, cualquier pedazo físico de la realidad contiene la imagen el universo entero. Patrones de estrellas distantes se pueden encontrar en tus uñas.

Algo inclusive más interesante es que a la inversa también esto es verdad. Este pedazo de uña puede ser localizado no sólo donde se encuentra, sino en cualquier parte del espacio. La realidad no es la que pensábamos que era. Los indios del este llaman a nuestra realidad “maya”, que significa “ilusión”. Ellos estaban en lo correcto. Es un holograma. ¡SÓLO es LUZ!.

El renacimiento que ha sucedido en la NASA es un espejo de lo que está pasando en nuestros cuerpos. Muy dentro de nuestro ADN nos estamos tornando nuevos, diferentes. Lo que parecen ser cambios genéticos en nuestro ADN humano, se está revelando en todo el mundo. Lo que muchos de los científicos llaman una mutación ya ha pasado y el nacimiento de por lo menos tres nuevas razas humana, parece estar ocurriendo en estos momentos en la Tierra Tres tipos de raza muy diferentes, para llenar la necesidad de la nueva humanidad. EL GRAN CAMBIO ESTA DEFINITIVAMENTE DENTRO DE NOSOTROS, y casi nadie lo sabe. Es callado, pero se está haciendo oír más fuerte con el primer aliento de cada recién nacido

Con amor Fabiana

Extraído del libro “El antiguo secreto de la flor de La vida” Drunvalo Melchizedek.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada